lunes, 25 de noviembre de 2013

Música para Halloween, la fiesta que no debe morir

A mí, sinceramente, ya me da pena responder, año tras año desde 1998, que un chaleco sobre una camisa de cuadros es mi disfraz de vaquero, porque ni sombrero tengo. Es que si el simple hecho de combinar la ropa de cada día me cuesta trabajo, pensar en un disfraz me produce más pereza que una fiesta empresarial en chiva rumbera. Pero no por eso me opongo a que exista la celebración de Halloween y, sobre todo, exijo que se respete su temporada.

Siga leyendo en Revista Metrónomo

La caja no siempre es tan tonta: La banda sonora de Tentaciones

Lo he dicho ya varias veces en otros textos aquí publicados: si hay algo que he hecho en la vida es ver televisión, algunas cosas muy buenas y muchísimas muy malas. Tanta televisión he visto, que mi mamá no se cansa de repetir la historia de aquel día que mi abuela me vio, a los pocos meses de nacido, concentrado mirando un concierto de Raphael en Espectaculares JES, así salí de fábrica. Desde entonces dictó su sentencia: “a ese niño le va a encantar la televisión”. Lo que me terminó encantando fue la TV y no Raphael, no sé si para bien o para mal, pero lo que no se imaginó mi abuela es que tanta cercanía con ese medio llevaría a su nieto, años después, a salir en pantalla nacional con un disfraz de banano.

Siga leyendo en Revista Metrónomo

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Canciones contra el abuso policial, a propósito del paro agrario

El sonido de las cacerolas de protesta, los vidrios rotos y los bolillos policiales chocando contra los huesos de los protestantes nos confirman que Colombia hoy suena muy mal, así el gobierno, con más mala fe y estupidez que inocencia o ignorancia, quiera minimizarlo. Y el paro no es precisamente un puñado de guerrilleros disfrazados de campesinos, como quisieran hacerlo creer, aunque tanto la extrema izquierda y extrema derecha, siempre tan oportunistas y principales culpables de lo que pasa ahora, quieran aprovecharse de la situación para desprestigiar al presidente, que para eso no es que necesite mucha ayuda, porque el solo se encarga de desprestigiarse.

Post para Revista Metrónomo. Siga leyendo en este enlace

lunes, 29 de julio de 2013

Colombia no domina

La esperanza siempre latente creó la falsa ilusión de que bajo los escombros post apocalípticos quedaron sepultadas grandes riquezas minerales, montando así al país en una inútil carrera por convertirse en una potencia minera. Este despropósito ha sido promovido por hambrientos zombies de otras latitudes que han encontrado “inexplicable” eco entre los gobernantes locales. Lo que parecen desconocer los ilusionados habitantes de este terruño, es que este peladero, incluso desde antes del apocalipsis, ha estado más bien lejos de ser una potencia carbonífera o petrolera.
Por el contrario, si es que tras el apocalipsis se puede hablar de biodiversidad, en eso sí somos potencia: a diferencia del empobrecido mundo entero, acá sobrevive una variada gama de especies, dentro de los que se cuentan ratas de dos patas, palomas con oreja en la cabeza y cucarachas empanaderas. A pesar de esta amplísima gama de especies aún sobreviviente, la caprichosa minería al contaminar el agua está acabando incluso con estas resistentes formas de vida y ha generado así una esperada crisis sanitaria. Esto ha motivado múltiples protestas y bloqueos de hordas de zombies, cada vez más difíciles de do-minar hasta por el mismo Robocop.

lunes, 22 de julio de 2013

La verdad de la historia

Después del apocalipsis a los humanos sobrevivientes nos ha trasnochado el hecho de reconstruir la historia y entender cuáles han sido los antecedentes de la humanidad antes de que todo se acabara. Para esto, un canal de televisión, llamado History Channel, ha sido fundamental en la tarea de comprender el pasado y llenar de sentido, a través de antecedentes del desarrollo de las sociedades antiguas, las vidas de los hombres y mujeres de hoy.
Basado en rigurosísimos métodos de investigación, el reputado canal ha mostrado reveladores descubrimientos históricos. Por ejemplo, ¿cómo se logró poner en marcha un medio de transporte público tan avanzado y revolucionario como el Transmilenio? Con ayuda de alienígenas ancestrales ¿Cómo se logró construir una edificación colosal como la antigua Torre Colpatria? Gracias a las poderosas naves de alienígenas ancestrales. ¿Cómo no colapsó antes del apocalipsis un país como Colombia, tras siglos de guerra? Por ejércitos pacificadores conformados por alienígenas ancestrales ¿Quién fue el gran colombiano de la historia antigua? Un arriero, ex presidente, que tuvo contacto cercano con alienígenas ancestrales. Como verán, todo se explica poco a poco gracias a la verdad de la historia, mostrada por History Channel.

jueves, 18 de julio de 2013

La venganza musical de los publicistas

En alguna izada de bandera cuando estaba en tercero de primaria, Germán, un profesor de educación física parecido a Chuck Norris y que manejaba un taxi, razón por la cual era conocido como Ranger Taxis, decidió llevarme a donde la coordinadora al oírme cambiar el patriota “oh júbilo inmortal” por un ramplón “don Julio entre un costal”. Lo que Ranger Taxis no entendía es que era una práctica muy común, y hasta creativa, de los niños en ese entonces, que además del himno nacional cambiábamos la letra de las cuñas publicitarias con frecuencia, como aquella que terminó en “La fina, la más cochina, la preferida de los perros en la esquina…”, entre otras más, aunque no imaginamos nunca la furia que esto desataría...

Post para Revista Metrónomo. Siga leyendo en este enlace

martes, 16 de julio de 2013

Medegin & Tonic: bella villa olímpica

Lo que quedó en este territorio, donde antes dis-funcionaba una república llamada Colombia, solamente da para formas de vida muy precarias en la actualidad. Sin embargo, esto no ha sido impedimento para que algunos sobrevivientes, al enterarse de la realización de los juegos olímpicos juveniles, decidieran organizar un terruño menos árido que todo lo que dejó el apocalipsis y postularlo como ciudad sede de los famosos juegos. Lo primero que hicieron fue bautizar la nueva ciudad y, basados en una popular bebida espirituosa de antes del apocalipsis, llamaron a este lugar Medegin & tonic.
El por qué del nombre lo explicará por sí mismo lo sucedido en la competencia por las olimpiadas: todos empezaron eufóricos, alegres y entusiastas con la candidatura de su ciudad. Luego, al conocer que la ganadora había sido al ciudad de Malos Vientos, como un buen borracho empezaron en un drama nostálgico por la pérdida e incluso con amagues de pelea, aunque ya usted, querido lector, sabe cómo es de triste y a la vez cómico un espectáculo de pelea de borrachos.
Al final, en Medegin & tonic, fieles al nombre de su ciudad, no se quedaron con las ganas de levantar las copas: no precisamente las de las competencias deportivas.

El paseo Buffet

Si hay algo que predomina en este nuevo y maltrecho nuevo mundo es el hambre. Esto ha motivado a una raza cada vez más fuerte de zombies, conocidos científicamente como los adiposius tisnadus engomineus peli paratus, a crear elaboradas técnicas de cacería para llenar sus voraces y enormes barrigas.
La técnica consiste en ofrecer servicios de transporte en unas naves llenas de luces neón, que tienen además muñecos tiernos de cabeza móvil con figuras de extintos cachorros que en su boca llevan un mensaje secreto que dice “Te quelo muxo”.
Con estos vehículos recorren las pocas trochas transitables y recogen a sus víctimas, a quienes, a excepción de los dientes, devoran por completo en una práctica ya conocida como El paseo Buffet. Las autoridades, a través de su campaña “Eche patín”, recomiendan a los ciudadanos de la tierra evitar usar este transporte, pues la policía sólo garantiza la seguridad y justicia a los extraterrestres visitantes, pues afirman que entre los terrícolas no hay mucho que salvar.
Al final, si el plato del buffet es criollo, no se pierde mucho.

Tiro al zombie: licencia para matar

Los inminentes ataques zombies tienen a la población sobreviviente en constante zozobra, a tal punto que cualquier esfuerzo por erradicar a la plaga maldita parece pequeño y, por lo tanto, toda estrategia de combate es de buen recibo entre la mayoría de población, incluso si esto llegara a poner en riesgo la vida misma de los no infectados. Al final, la consigna oficial es: “Que los buenos y sanos seamos más”. Bajo este contexto, en un esfuerzo por erradicar la amenaza a toda costa, el ministro de la defensa humana, Juan Carlos Pelicuadrado, adelantó una iniciativa que permite a todos los ejércitos sobrevivientes dar de baja a cualquier sospechoso de infección zombie, sin consecuencias penales.
La medida, que se conoce como el fuero para-militares, garantizará que sólo gente de bien permanezca en la tierra y que los soldados desenfunden sus armas sin temor. Ante las críticas, el ministro sólo sugiere a los humanos evitar largas exposiciones a las pantallas para no enrojecer los ojos, así como ocultar cualquier eventual herida en la cara, pues de lo contrario las laceraciones faciales y los ojos rojos serán causal suficiente de sospecha de infección y, por lo tanto, cualquier hombre armado estará habilitado para asesinar, pues más vale prevenir que lamentar, afirma el ministro.

jueves, 13 de junio de 2013

Sor Empacho presidente

El apocalipsis, la destrucción y las ruinas han sido un escenario ideal para nuevas sectas religiosas que, provistas del siempre efectivo discurso de la fe, sobre todo ante los sobrevivientes ávidos de alguna esperanza, han decidido lanzar a sus propio santoral viviente para que dirija los destinos de estas arrasadas tierras. Aunque otros maltrechos candidatos surgen por el camino, ellos sólo juegan el rol de completar la partida y legitimar lo que el poder de la fe ha decidido desde el momento mismo en el que el mundo se acabó: que sea un santo(a) el próximo presidente. Es así como surge una nueva alternativa, una monja repleta de energía –que transmite muy bien a los más jóvenes, en especial estudiantes- y que a través de grandes vallas ha abanderado una campaña política que la posiciona dentro del santoral post-apocalíptico, su nombre es sor Empacho y su principal promesa de campaña es que todo volverá a ser como antes.

miércoles, 12 de junio de 2013

De lo que me acuerdo...


Últimamente me sorprendo por recordar un montón de escenas del pasado que me resultan tan interesantes como intrascendentes, en principio. Creo que la cabeza tiene una capacidad limitada y me preocupa que las ideas nuevas, que probablemente cada vez son más difíciles de fijar, hagan desaparecer estos viejos recuerdos. Con cierta nostalgia temo que esos fragmentos de la infancia se pierdan para siempre en el tiempo, aunque de pronto esto sólo sea un capricho innecesario.

Como no soy Funes, el memorioso del cuento de Borges, probablemente estas imágenes estén viciadas por mi imaginación y al continuar subiendo hacia la tercera década se irán borrando paulatinamente, no sin antes dejarlas acá escritas. Creería que nada de esto es posterior al año 92 ni anterior al 88.


miércoles, 22 de mayo de 2013

almizCLAROn las comunicaciones

El nuevo terrateniente más grande del nuevo mundo y líder del clan neomexicas, Charlie Delgado, es acusado de fomentar una cuestionada práctica que afecta las limitadas comunicaciones y le permite impulsar un nuevo y jugoso negocio. 

Algunas denuncias indican que se están extrayendo sustancias ácidas de la musaraña almizclera – uno de los pocos animales sobrevivientes - y con ella se están deshabilitando los escasos walkie-talkies que han facilitado la incipiente comunicación. El único centro de reparación de estos dispositivos es de propiedad del señor Delgado, pero los usuarios afirman que, luego de la reparación, resulta más efectiva la comunicación a través de señales de humo pues quedan prácticamente inservibles. El señor Delgado niega las denuncias, pero de momento el humo ha resultado ser el método de comunicación más Claro.

Texto para el Semanario post-apocaliptico

viernes, 10 de mayo de 2013

A des-manteles


Después del apocalipsis no hay herbalifeanismo que valga. Las utopías prehistóricas con relación a rutinas alimenticias totalmente saludables y brebajes milagrosamente adelgazantes, que aglutinaron a miles de personas en rituales eufóricos de la nutrición, son ahora sólo un mito del mundo antiguo. Por ahora, el afán es sobrevivir sin mucha sublimación del instinto básico de llenar la panza, y qué mejor para este fin que los únicos seres vivos, aparte de las cucarachas, que lograron sobrevivir: las palomas y los gavilanes. Es por esto que, siguiendo esa tradición de reconstruir con base en las ruinas del pasado, la nueva dieta se denomina ‘El menú José José’, en honor a un cantor de finales del siglo XX y comienzos del XXI, antes del apocalipsis, que creó una obra titulada ‘Gavilán o paloma’. Aunque, según algunos registros prehistóricos, las palomas de la época no son como las conocemos actualmente: carecían del tercer ojo y la oreja encima de la cabeza.

Texto para el Semanario post-apocalíptico. Descarguelo completo en este enlace

Exposición La huesera

Con motivo del reciente hallazgo de restos óseos de los humanos de la era pasada, se ha organizado la exposición ‘La huesera’. Se trata de un recorrido por la ruta del Transmilenio, antiguo medio de transporte de la capital, en el cual se pueden apreciar los hallazgos arqueológicos recientes. La historia habla de prácticas de canibalismo efectuadas por el antiguo clan de los Lune, quienes se encargaron de destruir la otrora popular avenida El Cobrizo, para aprovechar así el momento en el que se varaban de los buses y, uniéndose en forma carrusel, consumir el elixir que, según ellos, acrecentaba su fortuna: no sólo la carne de pasajero, principalmente el tuétano. Los huesos chupeteados se conservaron después del apocalipsis y conforman hoy esta deliciosa exposición. No se la pierda.

Texto para el Semanario post-apocalíptico. Descarguelo completo en este enlace

Música de rebeldía adolescente

Cuando desperté esta mañana, después de un sueño intranquilo, me encontré sobre mi cama convertido en un monstruo: tenía de nuevo un barro en la nariz. Ya ha pasado mucho tiempo desde que los granos en la cara eran frecuentes, tan frecuentes como las fiestas de salón comunal o los bailes de vals en alguna horrible fiesta de quinceañera, pero este nuevo compañero en mi nariz me ha hecho recordar aquella época que ahora me sonroja un poco. Pero no importa, a eso vinimos.

Post para Revista Metrónomo. Siga leyendo en este enlace

La música para planchar nos arrugó. Carta para un amigo de mi papá


Querido amigo de mi papá:
Todavía recuerdo ese día del año 2007 cuando me viste recién egresado, desempleado, sin afeitar, con jeans rotos y tenis y dijiste, lleno de sorpresa, que a mi edad ustedes ya eran padres, tenían familia, respondían por ella a cabalidad y cumplían con las demás obligaciones del adulto típico.

El valor del silencio

En los últimos días del año que se va y los primeros del que llega, todos aquellos que no estamos de vacaciones o que nos quedamos, en mi caso en Bogotá, vemos como una ciudad normalmente caótica y ruidosa experimenta un éxodo casi bíblico que le da algo de chance a un tráfico no tan infernal –solo de purgatorio–, disminuye el ruido y la invasión de sonidos que usualmente nos atacan sin piedad se atenúa.

Post para Revista Metrónomo. Siga leyendo en este enlace

La música de navidad y fin de año: Llegó diciembre ¿con su alegría?

Ahora sí, de verdad, esa frase de señora bajita para romper silencios de fila se hace cierta: “y se fue el año ¿no?”. Y al irse el año también se dice que “llegó diciembre con su alegría”, pero sobre todo con su música, porque si hay algo que uno puede identificar de esta época del año es que suena de una forma única y año tras año idéntica, aunque no necesariamente tan alegre como dice la famosa frase.

Post para Revista Metrónomo. Siga leyendo acá

Realities musicales: cómo conseguir (una) fama

“Somos criaturas musicales de forma innata desde lo más profundo de nuestra naturaleza” dice el profesor de psicología de la música en la universidad de Berlín Stefan Koelsch y también Rogelio Tautiva, el celador de mi edificio que anda silbando todo el día. Igualmente se dice que hay sociedades sin escritura pero no sin música, y particularmente Colombia podría definirse, valga el cliché, como una cajita musical. No hay que ir tan lejos para confirmarlo, una Lambada en la reversa de una buseta o un “Me Lo Mochó por Infiel” a todo volumen en un radio en Transmilenio pueden confirmar que acá casi todo, gústenos o no, suena. Suena y se ve por televisión, porque también Colombia es potencia en melodrama y no lo digo solamente por Actitud Positiva con Jorge Duque Linares, si no por telenovelas como Betty la Fea, que fue emitida en más de 100 países.

A los 2 años se empieza a caminar

En internet hay millones y millones de páginas web; calcule usted la cantidad de basura que cabe en todo eso. Seguramente un buen porcentaje de ese gran número está dedicado a la música, en parte gracias a que en la actualidad cualquiera que llene un Ipod de 8 GB cree que sabe de música, sumado a que montar una página web tiene la misma complejidad que una rima de Ricardo Arjona. El desafío no es tener una página de música, eso hasta Fanny Lu lo podría hacer, sino que ésta valga la pena, crezca y sea valorada por alguien más, diferente a las tías del creador del sitio.

Post para Revista Metrónomo. Siga leyendo en este enlace