viernes, 10 de mayo de 2013

A los 2 años se empieza a caminar

En internet hay millones y millones de páginas web; calcule usted la cantidad de basura que cabe en todo eso. Seguramente un buen porcentaje de ese gran número está dedicado a la música, en parte gracias a que en la actualidad cualquiera que llene un Ipod de 8 GB cree que sabe de música, sumado a que montar una página web tiene la misma complejidad que una rima de Ricardo Arjona. El desafío no es tener una página de música, eso hasta Fanny Lu lo podría hacer, sino que ésta valga la pena, crezca y sea valorada por alguien más, diferente a las tías del creador del sitio.

Post para Revista Metrónomo. Siga leyendo en este enlace