martes, 16 de julio de 2013

Medegin & Tonic: bella villa olímpica

Lo que quedó en este territorio, donde antes dis-funcionaba una república llamada Colombia, solamente da para formas de vida muy precarias en la actualidad. Sin embargo, esto no ha sido impedimento para que algunos sobrevivientes, al enterarse de la realización de los juegos olímpicos juveniles, decidieran organizar un terruño menos árido que todo lo que dejó el apocalipsis y postularlo como ciudad sede de los famosos juegos. Lo primero que hicieron fue bautizar la nueva ciudad y, basados en una popular bebida espirituosa de antes del apocalipsis, llamaron a este lugar Medegin & tonic.
El por qué del nombre lo explicará por sí mismo lo sucedido en la competencia por las olimpiadas: todos empezaron eufóricos, alegres y entusiastas con la candidatura de su ciudad. Luego, al conocer que la ganadora había sido al ciudad de Malos Vientos, como un buen borracho empezaron en un drama nostálgico por la pérdida e incluso con amagues de pelea, aunque ya usted, querido lector, sabe cómo es de triste y a la vez cómico un espectáculo de pelea de borrachos.
Al final, en Medegin & tonic, fieles al nombre de su ciudad, no se quedaron con las ganas de levantar las copas: no precisamente las de las competencias deportivas.